8 consejos de J.K. Rowling para escribir

Supongo que todos, o casi todos, conocéis a estas alturas la historia de J.K. Rowling, la autora británica creadora de la saga de Harry Potter y, más recientemente, de la serie de novelas de Cormoran Strike. Aunque la trama para Harry Potter le rondaba en la cabeza desde muchos años antes de escribirla, fue en uno de los peores momentos de su vida cuando decidió darle forma y convertirlo en una novela.

El recorrido hasta la publicación no fue fácil para Rowling, pero hoy en día es la autora mejor pagada del mundo. Por eso hemos querido reunir aquí una serie de reglas que ella misma ha comentado en ocasiones, cuando le han preguntado por las claves para convertirse en un/a buen/a escritor/a. ¿Quieres conocer los secretos de su éxito? Pues vamos allá:

1. Tus días de escritura son sagrados

Sé implacable a la hora de proteger tus días de escritura. No cedas, por ejemplo, ante las peticiones de celebrar reuniones «imprescindibles» y «tan esperadas» en esos días. Lo curioso es que, aunque la escritura ha sido mi trabajo real durante varios años, todavía parece que tengo que luchar por el tiempo para dedicarme a él.

2. Trabajo y disciplina

Tienes que trabajar. Hay que tener una estructura. Hay que tener disciplina.

3. Céntrate en la escritura

Dejé de pretender ser diferente a lo que era y empecé a dirigir toda mi energía en terminar el único trabajo que me importaba.

4. Escribe sobre lo que conoces

Tus intereses, sentimientos, creencias, amigos, familia, e incluso tus mascotas serán tus materias primas cuando comiences a escribir.

5. Lee todo lo que puedas

Siempre aconsejo a los niños que me preguntan por consejos para escribir que lean todo lo que puedan. Jane Austen dio a un joven amigo el mismo consejo, así que me siento respaldada en este tema.

6. Perseverancia ante todo

La perseverancia es absolutamente esencial, no solo para producir todas esas palabras, sino para sobrevivir al rechazo y a la crítica.

7. Disfruta con tu escritura

Lo que escribes se convierte en lo que eres, ¡así que asegúrate de que te encanta lo que escribes!

8. Crece con cada fracaso

El fracaso es inevitable. Conviértelo en fortaleza. Tienes que resignarte al hecho de que vas a desperdiciar muchos árboles antes de escribir cualquier cosa que realmente te guste, y así es como debe ser. Es como aprender a tocar un instrumento. Tienes que estar preparado para golpear las notas incorrectas de vez en cuando, o con frecuencia. Yo escribí montones de cosas antes de escribir algo con lo que me sentía feliz.

¿Qué te parecen estas ocho recomendaciones? ¿Estás de acuerdo con la autora británica?