José Ángel Quintero Weir es un destacado novelista y ensayista venezolano

José Ángel Quintero Weir nació en Maracaibo el 31 de julio de 1955. Licenciado en letras (LUZ, 1986), profesor universitario, gerente cultural y escritor (novelista, cuentista, ensayista y humorista). Magíster en Estudios Latinoamericanos con especialidad en Lenguas y Cultura Indígenas (UNAM), con la tesis Lengua y pensamiento de los hombres de agua y doctor en Estudios Latinoamericanos (UNAM), con la tesis Wakuaipawa / Chiyibarikaëg. Lengua, cosmovisión y resistencia indígena en la cuenca del lago de Maracaibo. Pertenece a la generación del 70  y fue miembro del grupo Guillo (1973-1977), del Taller de Telémaco (1978) y del Movimiento de los Poderes Creadores del Pueblo Aquiles Nazoa (1980). Asimismo, fue uno de los fundadores del grupo En Ristre y de la revista homónima; formó parte del equipo de redacción del suplemento ?La Foja» del diario El Zuliano (1983) y del suplemento «Mar de Leva» encartado en el diario La Columna. Colaborador del Paujil ManetoCríticaEl NacionalGárgolaLa Cuadriga del SolPuerta de AguaLa ColumnaLa Verdad, entre otros. Ha sido profesor de castellano y literatura en la Escuela Básica en Formación para el Trabajo Nueva Venezuela de Fe y Alegría; de literatura infantil durante cuatro años en la Universidad Cecilio Acosta, y en la Escuela de Letras de la Universidad del Zulia (desde 1986), fundando la Unidad de Estudios de Literaturas y Culturas Indígenas. Guionista de Radio Calendario, más tarde director de Radio Reloj, creador de La locademia del humor al lado de Hendrick Rodríguez y Daniel Medina, así como del personaje Casimire Palmar, creado en la radio y posteriormente en la prensa en forma de cómic con ilustraciones de Maik Ávila. Trabajó en un proyecto de investigación en la Laguna de Sinamaica, conjuntamente con Alexis Fernández, en relación con el idioma paraujano o añú y el rescate de sus pocos hablantes, a través de sus mitos, cuentos y leyendas. Secretario de Cultura del estado Zulia (1994-1996), durante la gestión de gobierno de Lolita Aniyar de Castro, y donde logró consolidar una política de publicaciones en convenio con la Dirección de Cultura de LUZ, la realización de dos eventos de importancia nacional e internacional como fueron el I Congreso Nacional de Poesía “Ramón Palomares” (1994) y el I Congreso Cultural del Caribe “El Caribe vive en Maracaibo” (1995). Narrador con varios reconocimientos entre ellos el premio de cuentos (compartido con Ricardo Ruiz Caldera y su cuento ¿Ulises sin identidad?) de la Dirección de Cultura de LUZ (1978), con ¿El viejo conde y el barco anclado?, y el premio de literatura infantil Fundarte (1991). Convivió entre las comunidades indígenas de la Selva Lacandona, ubicada en el estado de Chiapas, México, junto con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, durante tres años. Mantiene inéditas las novelas: Pobladores y Casa de Agua. En opinión de José Francisco Ortiz «es uno de los narradores venezolanos contemporáneos que con mayor fortuna ha venido trabajando este género, marcando al mismo tiempo un estilo inubicable por el giro lingüístico -usos del habla- de manera muy personal: empeñado en el tono coloquial, sus temas y personajes toman visos de universalidad.» Dirige la Asociación Cultural del Caribe (ASOCARIBE), la cual participa de proyectos culturales y diseña todo tipo publicaciones.